jueves, 13 de diciembre de 2012

Crítica teatral: "Eloisa está debajo de un almendro", de Enrique Jardiel Poncel


Podéis disfrutar de este clásico de comedia en el Teatro Karpas, una pequeña sala situada en la calle Santa Isabel (Madrid), cerca del Museo Reina Sofía.

Este teatro es muy pequeño e íntimo, puesto que consta de un único salón con un escenario no demasiado grande y un aforo de unas sesenta personas. El ser tan pequeño permite a los espectadores sentirse más próximos a los actores (que también usan como escenario el pasillo y la entrada de la sala) y apreciar más claramente su gestualidad y escucharles con más nitidez que en los grandes teatros.

“Eloisa está debajo de un almendro”, es pura comedia en la que Enrique Jardiel Poncela juega con la locura de todos y cada uno de los personajes, aunque también encierra un increíble misterio en el que se ven involucradas la familia de los Briones y la de los Ojeda.

Respecto a la interpretación de los actores y actrices, debo decir que es maravillosa, pero en especial me gustaría destacar la de Alexia Lorrio, que interpreta el papel de Mariana, con la que me he quedado sorprendida. Los gestos que acompañaban a cada una de las palabras que decía era un factor que ayudaba a la comicidad del personaje, que no era precisamente fácil de interpretar. Por otra parte, los papeles de Fermín y Leoncio, interpretados por Marcos García y Alberto Romo, respectivamente, estaban muy bien interpretados; además, estos dos mayordomos eran los únicos cuerdos de esta comedia y poco a poco se ve cómo van cayendo en la locura. También Clotilde, la tía de Mariana, interpretada por Charo Bergón, fue uno de los personajes que más me gustó por su excelente interpretación. Al único actor que me parece que le podría poner alguna pega sería a Gonzalo Gordon, que interpretaba a Fernando, el novio de Mariana, puesto que me parecía algo sobreactuado; pero digo en su defensa que ese personaje era el que menos juego daba y el más simple, por lo que puede ser más difícil de interpretar al no saber qué hacer con él. De todas formas, la interpretación me ha parecido impecable por parte de todos los actores y propia de teatros con más renombre.

Todas las escenas tenían un gran decorado donde cada cosa puesta en escena tenía su utilidad, por lo que llama un poco la atención que en la primera escena el decorado sea tan escaso, pero demuestra que para crear un cine solo se necesita una tela negra, cuatro sillas, un buen equipo de sonido y buena interpretación. Esta escena es la que más me ha gustado, puesto que me parece que las escenas en las que están Mariana y su tía Clotilde son las mejores, pero también porque presentan la locura de los personajes, que cada uno es diferente del otro y tiene sus locas peculiaridades. 

Los actores en una escena de la obra. Foto de J. Antonio Albero 

Reparto:

Mariana: Alexia Lorrio
Fernando: Gonzalo Gordon
Fermín: Marcos García
Leoncio: Alberto Romo
Clotilde: Charo Bergón
Edgardo: Andrés Arenas
Micaela: Nerea Rojo
Ezequiel: Juan Alcázar
Dimas: Andrés Arenas
Julia: Patricia García, Belén Orihuela
Práxedes: Dayana Gálvez

Dirección:
Manuel Carcedo Sama


En este teatro también podréis encontrar las obras de teatro “La Cenicienta”, “Blancanieves y los Siete Enanitos”, “Arsénico en Brooklyn” y “No despertéis a los Muertos”. 


Mar Gómez
13/12/2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario